Comer sushi durante el embarazo o la lactancia: ¿se puede?

16 julio, 2019 0Comments Cocina japonesa, Japon

El sushi se ha convertido en el plato japonés favorito de muchos españoles. Y es que la combinación de algas, arroz avinagrado y pescado crudo o fruta y verdura es verdaderamente gustosa al paladar. Esa, posiblemente, sea una de las razones por las que los restaurantes japoneses y el sushi a domicilio han ido ganando numerosos adeptos en la última década. Además, sabemos que se trata de una comida sana y nutritiva debido a los ingredientes que lo componen y a su modo de cocción. No obstante, mucha gente no sabe si comer sushi durante el embarazo o la fase de lactancia es la mejor opción a causa de que su principal componente -el pescado- no es sometido a ningún tipo de cocción.

Comer sushi durante el embarazo

Por ello, hoy te traemos un post con toda la información necesaria acerca de este tema para que las mujeres gestantes tengan plena consciencia de las virtudes e inconvenientes de tomar sushi en esta etapa tan crucial de sus vidas.

Comer sushi durante el embarazo es posible si sabes cómo hacerlo

Incluir el sushi en tu dieta si estás embarazada puede ser altamente perjudicial según algunas creencias populares. Esto es debido a que el pescado crudo puede contener anisakis, un parásito que habita en algunos peces –como el salmón, la trucha o el atún- y que podría ocasionar una infección alimentaria leve o sumamente grave.

Generalmente suele producir problemas digestivos como náuseas o vómitos, aunque en casos realmente serios es capaz incluso de inducir al paciente a un estado de coma o hasta la muerte.

No obstante, no debes alertarte por estos hechos ya que si sigues unas recomendaciones básicas es posible disfrutar de este manjar sin ningún peligro para ti o para tu bebé.                  

A continuación, te contamos las precauciones que deberías tomar a la hora de comer sushi durante el embarazo o la fase de lactancia para que consumas tu plato preferido sin preocupaciones.

Consejos sobre cómo tomar sushi durante la gestación

Te ofrecemos una serie de medidas de las que debes valerte cada vez que degustes este plato sobre todo durante la gestación y la lactancia, aunque en realidad son aconsejables en cualquier época de tu vida.

  • La manera de preparación y el modo de cocción de los alimentos que vas a consumir va a resultar clave para tu seguridad y tranquilidad mental. Y es que la congelación del pescado unas 15 horas antes de su cocinado a -35º C facilita la total eliminación de microorganismos como bacterias que habitan en ellos.
    Dichas bacterias pueden resultar nocivas para la salud de la gestante-como comentábamos anteriormente- por lo que este paso es vital a tener en cuenta cada vez que se consume este producto.
  • Lo bueno es que si vas a cocinar sushi en casa podrás encargarte en primera persona de la conservación óptima del tipo de pescado a consumir. Sin embargo, si decides pedir este plato en algún restaurante debes saber que los cocineros tienen por obligación llevar a cabo este procedimiento antes de lanzarse a su preparación.
    Así podrás disfrutar del sushi que contiene pescado de una manera segura y fiable.
  • Ten cuidado con las salsas japonesas extremadamente picantes como el wasabi o la soja extra fuerte que pueden provocarte indigestión o acidez estomacal. Y es que ¡ya sabemos que sufres de esos síntomas en el embarazo! Por eso es importante no agravar sus efectos consumiendo ingredientes inapropiados.
  • Procura tomar piezas de sushi que se hallen libres de carnes rojas crudas o huevas de pescado ya que no son alimentos demasiado recomendables para consumir durante la fase de gestación o incluso lactancia.
  • Si la opción de comer sushi hecho de pescado crudo no te convence, siempre puedes recurrir a tomar esta delicia en sus distintas variantes:
    • Es posible degustar recetas hechas a base de pescado cocido que son igual de ricas y saludables.
    • Come piezas hechas a base de fruta o verdura y mariscos cocinados. Existe una gran variedad de sushis hechos de ingredientes como mango, aguacate, langostinos e incluso cangrejos. ¡Las opciones son muy diversas!
  • Procura no ingerir anguila o marisco crudo para evitar el riesgo de sufrir listeriosis, una infección severa producida por el consumo de alimentos que contienen la bacteria Listeria monocytogenes.

 

Como mujer embarazada o lactante puedes beneficiarte de todas las ventajas de uno de los principales manjares japoneses sin tener que andar preocupada por tu salud. Únicamente debes prestar atención a las recomendaciones que te damos para que goces de una experiencia sumamente positiva y libre de riesgos.

Y es que una alimentación equilibrada es siempre importante pero debe cuidarse especialmente cuando no solo debes nutrirte tú sino a la persona que llevas en tu interior.

 

Escribir comentario